As Pontes contará con 31 huertos urbanos en el entorno de la Perfolla

As Pontes contará con 31 huertos urbanos en el entorno de la Perfolla

 

El Concello establece que las parcelas habilitadas tendrán que ser para autoconsumo

As Pontes se suma a la moda de los huertos urbanos. El compromiso del ejecutivo local de proyectar una zona dedicada a ese fin está cada día más cerca de convertirse en una realidad. Desde el Concello ultiman la ordenanza que regulará los usos de unos terrenos de 25.000 metros cuadrados situados en el entorno de la Perfolla.

La primera fase del proyecto contará con un total de 31 parcelas de 57 metros cuadrados cada una. Las divisiones, ya efectuadas, delimitarán el uso que cada particular podrá darle a su zona. Será, eso sí, para autoconsumo y, en ningún caso, podrá tener ánimo de lucro.

No obstante, según indican fuentes municipales, está prevista una reserva de terreno que irá destinada a entidades sociales de la localidad como A Xanela, Aspanaes y Adiante. De igual modo, es intención del Concello ceder el uso de alguna parcela a la Ecoescola de As Campeiras con el objetivo de programar actividades dirigidas a los escolares del municipio y que estarían coordinadas por las asociaciones de padres y madres.

Si se cumplen las previsiones del gobierno local, un porcentaje de la superficie disponible ?que podría ser del 20 %? se adjudicará a los demandantes de más de 65 años. El período de vigencia de la concesión se estima en unos cuatro años.

Punto de riego propio

Los huertos urbanos contarán con una zona destinada exclusivamente al almacenaje de utensilios. Además, su apertura estará controlada por personal municipal. «Se abrirá cada mañana y quedará cerrado desde última hora», explican. Los adjudicatarios contarán con un punto de riego particular, pero deberán atender ciertas normas de uso que quedarán delimitadas en una ordenanza que el ejecutivo espera consensuar con la oposición. La plantación será para horticultura, no estando permitidas las especies arbóreas.

Segunda fase

Una vez que se apruebe la normativa, se abrirá el plazo de inscripción. Será «a la vuelta del verano» y servirá de termómetro para analizar el interés por parte de los vecinos. Los que se queden fuera podrán optar a alguna de las más de 30 parcelas que se adjudicarán en la segunda fase del proyecto de huertos. Desde el Concello creen que será «todo un éxito» dada la atención que ha despertado, con «muchos vecinos que acuden a preguntar». Tanto los que consigan la concesión en la primera fase como los que lo hagan en la segunda contarán con un servicio de asesoramiento inicial y de seguimiento de su plantación.

Fuente La Voz de Galicia