As Pontes valora la decisión de Madrid, pero reclama el arranque de la central

 

Concello, transportistas y comité de Endesa insisten en que seguirán «peleando»

El acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros el pasado viernes de incluir la térmica de Endesa en As Pontes en los convenios para la transición justa ha supuesto un cierto alivio para los colectivos afectados por el cierre de la central, que, no obstante, aseguran que no es la solución que se necesita para resolver el grave problema suscitado en la villa y en toda la comarca.

El alcalde pontés, Valentín González Formoso, valoró la respuesta del Gobierno central, por la importancia de que la térmica se pueda beneficiar de los fondos de transición, tanto nacionales como europeos, de los que estaban excluidos. «El hecho de que nos incorporen es una muy buena noticia», manifestó a este periódico, apostillando que «ahora precisamos ayuda para arrancar la planta, aunque sea en parte, para no dejar atrás a los transportistas, que son los principales perjudicados».

Transición ordenada

El socialista González Formoso incidió en que las reivindicaciones que se vienen planteando tienen una segunda parte, que es que «la central funcione, con carbón, sin carbón o mezclado con lo que corresponda, pero es necesario que funcione, por lo menos una temporada, para tener una transición ordenada». En esta línea, explicó que el hecho de «subirnos a los fondos» permitirá habilitar suelo industrial, captar empresas y promover el empleo, pero esa no es una solución a corto ni medio plazo. «Lo realmente importante es que la central comience a funcionar, en la proporción que se pueda», anotó, añadiendo que ahora se está a la espera de las pruebas de mezclas que se están realizando, para comprobar si es viable la quema de otros carburantes.

El portavoz de los transportistas, Manuel Bouza, también considera positiva la decisión del Gobierno de incluir la central en los convenios de la transición justa, pero sostiene que lo idóneo sería que anunciasen el cierre de la central para dentro de diez o doce años, para, mientras tanto, «ir preparando el tejido industrial, a fin de que no quede nadie fuera de juego». Indicó, asimismo, que el colectivo al que representa continuará «peleando para que pongan a andar la térmica y se creen industrias en la zona, para que la comarca no sufra lo que así va a sufrir».

Por su parte, el presidente del comité de empresa de Endesa, Luis Varela, también valoró la decisión del Consejo de Ministros, pero anunció que el encierro por la negociación del convenio se mantiene.

Fuente La Voz de Galicia