Buzos de Viveiro toman las uvas sumergidos en el lago de As Pontes

[lavozdegalicia.es]  No pudo ser en la ría de Viveiro, como en años anteriores, por las previsiones de mal tiempo. De ahí que el Centro de Actividades Subacuáticas de Viveiro cambiase el mar viveirense por el agua dulce del lago de As Pontes. Ahí, ayer por la mañana, «una veintena de buceadores» despidió por anticipado el 2014. En grupo, sumergidos a unos seis metros de profundidad, se las apañaron para cumplir el ritual de las uvas de Nochevieja. No todos lograron comerse las doce, porque bajo el agua es mucho más complicado y se pierden con más facilidad. Roberto Barros y David Corral, directivos del Centro de Actividades Subacuáticas de Viveiro, transmiten la satisfacción por una experiencia de la que disfrutaron buceadores de entre 18 y 55 años. Prepararon la inmersión, priorizando la seguridad, y en parejas llegaron al punto de encuentro. Cada uno con sus uvas, doce, que comen sacando de la boca el regulador de respiración y mastican una a una, operación que repiten hasta acabarlas. A los hombres y mujeres del Centro de Actividades Subacuáticas de Viveiro se sumaron ayer buceadores del Centro de Actividades Subacuáticas Nautilus, de Fene, así como miembros de Protección Civil de As Pontes. Por seguridad, llegaron a una profundidad máxima de 10 metros.