Caballos salvajes campan a sus anchas por la carretera de As Pontes a Ortigueira

[lavozdegalicia.es]  rca de una veintena de caballos salvajes campan a sus anchas por la carretera AC-101, que comunica Ortigueira y As Pontes. La manada se mueve por las inmediaciones del monte Caxado con riesgo evidente para los vehículos que transitan por la zona y para las propias reses. «Los caballos no tienen dueño si chocas contra ellos, pero si los vas a robar, verás qué rápido aparece», apunta un pontés. El jefe de Protección Civil de As Pontes, Roberto Domínguez, corrobora la presencia de ganado equino en torno al kilómetro 10 del vial, en los cruces de O Caxado o de O Freixo, dependiendo del día. «Quienes utilizamos con frecuencia esta carretera ya sabemos lo que pasa y vamos con cuidado; el mayor problema es la gente que viene de fuera», constata. El peligro aumenta en días de niebla, muy frecuente en la zona, por la escasa visibilidad. Los caballos pastan por los márgenes de la vía y la atraviesan en grupo, obligando a los conductores a detenerse, con el consecuente riesgo de colisión, más cuando cruzan en un punto cercano a una curva. Los percances se repiten. De hecho, durante el año pasado, el Grupo de Emerxencias Supramunicipal (GES) de Ortigueira, que dirige Jaime Villar, atendió 97 accidentes con fauna salvaje implicada, muchos en la carretera que comunica la villa ortegana con As Pontes.