Catorce ayuntamientos de Ferrolterra y Terra Chá solicitan al gobierno central y a la Unión Europea el fin de la especulación en el mercado de los fondos verdes

 

Catorce ayuntamientos de Ferrolterra y Terra Chá se han reunido en As Pontes este jueves, respondiendo a la convocatoria realizada por su alcalde, Valentín González Formoso, para mostrar su preocupación por los 900 puestos de trabajo directos e indirectos que están actualmente en peligro por la inactividad desde hace dos meses en la central térmica de Endesa en As Pontes, debido al precio elevado de los derechos de emisión del CO2.

En esta reunión ha habido representación de los ayuntamientos de Ferrol, Fene, Narón, Neda, A Capela, San Sadurniño, Valdoviño, Ortigueira, As Somozas, Cospeito, Vilalba, Xermade, Guitiriz y Lugo, contando con sus alcaldes o integrantes de los equipos de gobierno de estas localidades y han acordado solicitar al gobierno central y a la Unión Europea el fin de la especulación en el mercado de estos fondos verdes.

Valentín González Formoso ha afirmado ante los medios de comunicación que el precio de estos derechos ha subido de 8 euros a 25 euros por tonelada “y se especula que puede llegar hasta los 35 euros”, por lo que el regidor ha comentado que si se llega a este precio el impacto no solo va a afectar a la central de Endesa en As Pontes “prolongándose a Alcoa, Arcelor y en todas las empresas industriales, en una comarca que cada día está perdiendo más empresas e industrias.”

Este problema afecta directamente a la ciudad de Ferrol, porque la actividad de la central térmica de As Pontes supone el 50% del tráfico del puerto de Ferrol “generando empleo y actividad económica en toda la comarca”, ha afirmado Valentín González Formoso.

Al mismo tiempo, el alcalde de As Pontes ha querido recordar que Endesa está invirtiendo 218 millones de euros para adaptar la central térmica a la normativa europea de emisiones.

GALICIAARTABRA