Daorje abre un Ere de extinción para toda la plantilla de la fábrica pontesa

El comité de empresa del grupo asturiano pide que se frenen los despidos, que en As Pontes afectarán a siete trabajadores

Ante la comunicación por parte de la dirección de Daorje de la apertura de un expediente de extinción de empleo que afectará a 27 trabajadores de las plantas de As Pontes, A Coruña y Verín, el comité de empresa del grupo asturiano solicita que se frenen los despidos.

El Ere, que ya fue anunciado por la empresa en enero, tal y como publicó este periódico, afecta en As Pontes a un total de siete trabajadores. La planta, asentada en el polígono de Os Airíos, se dedica al reciclaje de botes y latas, y depende de convenios con Sogama.

El proceso se abrió ayer, aunque, tal y como indicó el delegado sindical, las negociaciones arrancarán este jueves, día en el que está programada una nueva reunión.

“Nuestro total rechazo al expediente de extinción que plantea la empresa, el Grupo Daorje dispone de los suficientes recursos técnicos, humanos y económicos para buscar otro tipo de salidas que no sea la desaparición traumática de los puestos de trabajo afectados”, expresan desde el comité de empresa en un comunicado que hicieron público ayer, en el que además muestran “total apoyo a los trabajadores que se encuentran afectados por esta medida así como aquellas acciones que consideren oportunas en la defensa de sus puestos de trabajo”.

“Esta actitud empresarial conlleva un serio peligro de desaparición de la División Medioambiental del Grupo Daorje, la pérdida de empleo fijo, de calidad y el fin de más de 30 años de actividad profesional en la Comunidad gallega”, indican desde el comité. Y añaden: “Hacemos un llamamiento a los distintos agentes sociales, partidos políticos, corporaciones municipales de los ámbitos de los centros de trabajo afectados que apoyen a los trabajadores en cuantas acciones realicen en defensa de sus puestos de trabajo, y exigir a la empresa su compromiso de responsabilidad social con el entorno de su actividad industrial”.

El Progreso