Denuncian la destrucción de un osario datado en el año 1868 en As Pontes

 

La asamblea local del BNG de As Pontes acaba de denunciar que el Concello ha destruido un osario —lugar donde hay huesos enterrados— datado en 1868, al realizar una obras de mejora y rehabilitación en el entorno de la iglesia parroquial de San Xoán de O Freixo.

“O BNG vén de demandar a paralización das obras que está a acometer o Concello na parroquial do Freixo, propiedade da igrexa, e ben do século XVII incluído no catálogo de Patrimonio Cultural de Galiza”, explican desde la agrupación, advirtiendo de que los trabajos ejecutados en los últimos meses “consistiron no derrubamento dun muro do vello cemiterio anexo, no que se encontra un osario cunha inscrición de 1868”.

“Este muro substituíuse por outro de formigón, cando menos na súa base, que xa presenta o forxado”, explican desde la agrupación nacionalista pontesa, criticando que no han podido acceder a toda la documentación sobre estos trabajos.

El PROGRESO