El gas natural ya genera energía más barata que las renovables

 

El incremento de la demanda por el frío amenaza con encarecer el recibo eléctrico

El gas natural ha dejado de ser el malo de la película para convertirse en el bueno. Está tan barato (cuesta un 60 % menos que hace un año) que las centrales de ciclo combinado hasta pueden permitirse el lujo de competir en precio con las renovables a la hora de ofertar su electricidad en el mercado mayorista y de convertirse en las que marcan el paso a las demás tecnologías. De hecho, son las instalaciones que más energía generaron durante los últimos cinco meses, según datos de Red Eléctrica de España (REE). Hasta este año, apenas tenían actividad y cuando la tenían encarecían el precio de la electricidad por lo elevado de las cotizaciones del combustible.

Según datos de la consultora energética grupo Ase, los ciclos combinados ofrecían hace un año la electricidad que producían a 66,8 euros el megavatio hora. En la actualidad, lo hacen por debajo de los 45, «una cifra hasta ahora reservada a las renovables». En octubre pasado, concretamente, las centrales de gas natural marcaron el precio más bajo de todas las tecnologías, 43,25 euros; frente a los 43,78 de las renovables, según las cifras que maneja Ase.

La consecuencia de este cambio de papeles es que el gas, por primera vez, está contribuyendo a abaratar la factura eléctrica, cuando lo habitual era que lo hiciesen solamente las tecnologías limpias. De hecho, el pasado fue el septiembre con el precio de la electricidad más bajo de los últimos diez años (38 euros el megavatio hora). Y casi todo gracias al gas. Este combustible está de saldo desde hace meses porque hay un exceso de oferta. Y es que hay menos demanda de la esperada. Pero, ahora, con la llegada de un invierno anticipado, este momento dulce puede cambiar y su precio, empezar a subir. Así lo advierte Juan Antonio Martínez, analista del grupo Ase, dedicado al asesoramiento energético de empresas, quien explica que el mercado de futuros anticipa un incremento de precios a corto plazo hasta los 15 euros por megavatio hora ante la previsión de que aumente al demanda por la llegada del frío. Son 5 más que en octubre. Aún así, la cotización del combustible seguiría a años luz de la registrada hace doce meses: 26 euros.

La Voz de Galicia