El Sergas cubrirá la plaza de pediatría de As Pontes con un único facultativo fijo

La Xunta asumirá las obras para ampliar la planta baja

El Sergas se compromete a cubrir en noviembre la plaza de pediatría del centro de salud de As Pontes de forma definitiva con un médico fijo, según trasladó el gerente del área sanitaria de Ferrol, Ángel Facio, a la teniente de alcalde, Montserrat García.

La titular de la plaza está de baja y, hasta ahora, eran tres médicos, haciendo rotaciones desde otros centros, los que cubrían el servicio. “Nos dicen que no tenían sustituto, pero que a partir de noviembre habrá un pediatra definitivo para la baja”, dice la teniente de alcalde, que explica que tras pedir “insistentemente” varias reuniones, el gerente del área sanitaria los recibió. “Este verano hubo problemas con la cobertura de las bajas médicas. En agosto remitimos un escrito a la Xunta quejándonos y exigiendo medidas y en septiembre, otro”, explica García.

Además del compromiso de un pediatra definitivo para cubrir la baja y la negativa de un segundo debido a las ratios, desde el área sanitaria informaron al Concello de que las bajas de los médicos de familia –hubo un momento con tres a un tiempo sin trabajar– ya están cubiertas y que se trabaja con “normalidad”.

“Nos dicen que el aumento en las listas de espera fue algo puntual debido a esta circunstancia y que no tienen constancia de deficiencias en el servicio de atención a domicilio”, dice la edil, que asegura que el balance de la reunión no es “ni bueno, ni malo” y anuncia que ya solicitaron una reunión con el nuevo coordinador del centro de salud pontés, que fue nombrado el día 16. “Para mantener el contacto permanente y que no vuelvan a ocurrir deficiencias”, dice García, que asegura que se mostrarán “vigilantes”.

En la reunión, a mayores de las bajas, se abordaron otros temas, como la reclamación del servicio de radiología o el de ginecología. “Llevamos años reclamando rayos pero nos dicen que no se contempla y que lo que harán será mejorar el servicio de ecografía con un ecógrafo de última generación”, dice la edil pontesa, que explica que en el segundo caso el Sergas asegura que se ofrece el servicio de ginecología con una matrona, pero que tampoco se contempla cubrir la plaza del ginecólogo, tras la jubilación del último.

Respecto a obras, según aseguran desde el Concello, la Xunta se comprometió a acometer la mejora y ampliación de rehabilitación y fisioterapia, en la planta baja. “Era algo que teníamos previsto hacer, pero la Xunta acaba de asumir la titularidad del centro”, algo que supone un ahorro de 90.000 euros al año al Concello.

Fuente EL Progreso