Endesa abrirá las puertas de sus espacios recuperados en As Pontes a 400 alumnos al año

Al menos 400 alumnos gallegos y 20 profesores de centros educativos de la comunidad participarán cada año en un proyecto educativo medioambiental -impulsado por Endesa- que permitirá acceder y descubrir los detalles de la recuperación de espacios que ocuparon explotaciones mineras de la empresa. La compañía impulsa una ambiciosa iniciativa que cuenta con el respaldo de la Xunta de Galicia y de la Universidade de Santiago de Compostela. Así, los máximos responsables de la Consellería de Cultura y Educación y de la USC -Román Rodríguez y Juan Viaño, respectivamente- asistieron ayer a la firma de un convenio de colaboración con la compañía eléctrica. En el acto también estuvieron presentes el director de Minería de Endesa Generación, Juan Carlos Alonso, la directora de proyectos de la Fundación Endesa, Begoña Muñoz, y el director general de Endesa Noroeste, Miguel Temboury.

Tres fases

El proyecto medioambiental se estructura en tres fases diferentes. En la primera, un equipo de la Universidade de Santiago de Compostela será el encargado de definir el material necesario a la hora de formar a los docentes que participarán en el programa. Los recursos previstos, tanto para la formación presencial como en línea, estarán relacionados con los sistemas acuáticos y humedales, la fauna existente o el papel del suelo en los espacios mineros restaurados, tomando como ejemplo el trabajo realizado durante años en la escombrera de As Pontes. En esta primera fase, también se elaborará una unidad didáctica del espacio minero pontés.

Tras un primer bloque que delimitará la parte de los contenidos, al proyecto se sumará una segunda que tendrá como objetivo formar a los profesores de secundaria y bachillerato que participarán en la iniciativa. Está previsto que, cada año, se sumen al programa un total de 20 docentes cuya formación estará reconocida por la Consellería de Cultura a través del Plan Anual de Formación del Profesorado.

Por último, como broche, el convenio medioambiental contempla la visita, de al menos 400 alumnos al año, a los espacios recuperados del municipio pontés. Los estudiantes tendrán la oportunidad de acceder a la mina restaurada y de elaborar trabajos de campo sobre la recuperación allí efectuada, su flora y su fauna. Endesa afrontará el grueso de la financiación necesaria.

Fuente La Voz de Galicia