Endesa estará en 2050 descarbonizada

 

EL Plan Estratégico que se presenta en estos momentos contempla 300 millones de inversiónes para adptar las térmicas de As Pontes y Litoral. Compostilla sólo seguirá si cambian las condiciones del mercado y el marco regulatorio

Sólo 300 millones de euros, de los 5.000 millones que conforman la cartera de inversión de Endesa hasta el año 2020, se destinarán en España a la adaptación de las térmicas a la normativa europea medioambiental, con dos destinos claros: las centrales de As Pontes y Litoral.

Desinversiones focalizadas en energía térmica

A la energía térmica le corresponde por tanto la calderilla de de las directrices estratégicas para el mix de generación en el que el objetivo principal es la “descarbonización del mix de generación garantizando la seguridad de suministro”, según se recoge en los detalles del plan estratégico para el periodo 2018-2020 presentado por el grupo italiano en su Capital Markets Day.

Endesa señala que habrá un crecimiento significativo en renovables con retornos atractivos; que operará con energía nuclear a largo plazo para garantizar la seguridad del suministro; se preservará el carbón eficiente para evitar mayores emisiones y costes del sistema. Además, una inversión en generación extrapeninsular permitirá una base de activos en crecimiento.

Por contra, las expectativas para Compostilla siguen siendo nulas. “Sólo habrá un cambio si lo hay en el marco regulatorio y en las condiciones del mercado”. Mientras la hoja de ruta contempla “la preservación de las tecnologías convencionales durante el periodo de transición para ofrecer un respaldo firme a las energías renovables”.

En números totales

Endesa prevé llegar en inversión hasta los 5.000 millones, con lo que aumenta así su gasto de capital neto entre 2017 y 2020 en torno a un 6,4%. La hoja de ruta anterior de la eléctrica situaba en 4.700 millones la inversión neta del 2016 al 2019.

Además, la compañía espera alcanzar un resultado bruto de explotación de 3.800 millones al cierre del 2020. Para este año, Endesa prevé que su beneficio bruto de explotación sea de 3.400 millones.

Por su parte, Enel, matriz de Endesa, anunció que mejorará en un 33% su dividendo mínimo en el 2018, hasta los 0,28 euros por acción. Además, invertirá un total de 24.600 millones hasta el año 2020.

Las inversiones del grupo se destinarán especialmente a digitalización de redes y comercialización, más allá del negocio de renovables, al que en los próximos tres años destinará unos 8.300 millones, De esta forma, la digitalización supondrá unas inversiones de 5.300 millones de euros.

AMIGUS.ORG