Endesa prueba con residuos vegetales y lodos para reactivar su planta pontesa

 

La térmica pontesa lleva casi cinco meses paralizada, pero Endesa dista mucho de haberse quedado parada ante esa situación. Desde que la escalada de los precios de adquisición de los derechos de emisión de CO2 expulsó a las plantas de carbóndel sistema de generación, la compañía eléctrica no ha dejado de probar nuevas opciones para intentar rebajar los costes de producción y poder recuperar la actividad en la terminal. Así, en estos meses ha utilizado, como combustibles complementarios al mineral, distintos residuos vegetales —entre ellos huesos de aceituna, cáscaras de cereales y pellets de biomasa— y también lodos procedentes de depuradoras.

La empresa, que elude entrar en el detalle de la materia prima utilizada, sí confirma, no obstante, que está llevando a cabo todo tipo de estudios para, a través de combustibles complementarios, poder mejorar la sostenibilidad de la central. No obstante, subraya que, tanto la regulación energética actual —con impuestos como el céntimo verde, que gravan las centrales como las de carbón— y las propias circunstancias del mercado, en el que el mayor peso de generación lo asumen las fuentes renovables, alumbran un futuro muy difícil.

Dicho de otro modo, Endesa —que ejecuta desde hace casi dos años una inversión de 217 millones de euros para que la térmica pontesa sea menos contaminante— considera que, aún abaratando los costes para producir, precisará del acompañamiento de otras medidas.

Precisamente a la puerta del Gobierno, en concreto del Ministerio para la Transición Ecológica, llamaron este martes alcaldes y representantes de varios concellos de la comarca, junto con los transportistas que se ocupan de trasladar el carbón desde el puerto exterior ferrolano hasta la villa minera, capitaneados por el regidor pontés, Valentín González. Fueron a Madrid a reclamar soluciones para una de las principales industrias energéticas de Galicia, de la que dependen más de 700 puestos de trabajo directos.

El alcalde de As Pontes explicó al término del encuentro que el Gobierno se ha comprometido a convocar antes de que finalice el mes la reunión de la comisión en la que estará presente Endesa,para escuchar su visión sobre las causas que han llevado a la exclusión de la planta del sistema y sobre sus peticiones para solventar esta crisis. González Formoso considera que la eléctrica debe acudir a la reunión con los resultados de las diferentes pruebas que está desarrollando para poder recuperar la actividad en la central, y clarificar además lo que necesita para volver a operar.

Sin despidos en las auxiliares

Además, pidió a los representantes gubernamentales que reclamen a Endesa que mantenga todo el empleo auxiliar a expensas de clarificar esta situación. Entre los asistentes a la reunión se encontraban los alcaldes de San Sadurniño, Narón y A Capela, además de representantes de otros municipios, como Ferrol, que piden que se tomen medidas urgentes. Mientras, en Ferrol, Vilalba y As Pontes continúan los encierros de los camioneros, ahogados por la falta de ingresos y actividad.

Manuel Bouza, portavoz de los transportistas, aseguró que, si bien no regresan de Madrid con una solución inmediata, consideran positivo el respaldo mostrado por los alcaldes. No obstante, anunció que no pueden esperar mucho más y anunció que los encierros serán indefinidos.

Fuente La Voz de Galicia