Gadisa continua con la humanización de As Pontes

Gadisa continua con la humanización de As Pontes

La empresa Gadisa invierte seis millones de euros en un proyecto que servirá para urbanizar y modernizar unos terrenos del centro urbano pontés, propiedad de la firma, que llevan abandonados desde hace años. El proyecto incluye la construcción de un gran supermercado y una nueva plaza, con viales de acceso y 45 plazas de aparcamiento, que serán cedidas al Ayuntamiento.

Con estas obras, que arrancaron hace algunas semanas en los terrenos situados entre la Avenida de Galicia y la calle Hermanos Tojeiro, la empresa pone en marcha un proyecto del que se lleva hablando años. La adjudicataria de esta actuación es la firma Arias Infraestructuras 1955 y la previsión es que las obras estén finalizadas en el primer trimestre del próximo ejercicio, cuando previsiblemente abrirá sus puertas el nuevo supermercado, tal y como confirman desde Gadisa.

Se construirá un edificio con sótano y planta baja comercial de 2.710 metros cuadrados de superficie, con un aparcamiento de un total de 80 plazas en el exterior del local. Además, se realizarán obras de urbanización en los alrededores, concretamente sobre un terreno de unos 5.000 metros cuadrados, donde se situará la plaza pública y otra zona de aparcamiento que pasará a ser de titularidad municipal una vez esté acometida la obra.

«Este proyecto es muy importante y significativo para la empresa, por lo que supone para As Pontes, y su gente, en la historia de Gadisa. En este lugar la familia Tojeiro regentó su primer establecimiento en la década de los 50, sentando las bases de la actual compañía líder de distribución en el noroeste peninsular», aseguran desde Gadisa, mientras destacan la importancia «empresarial y social» de esta nueva infraestructura, en lo que se refiere a mantener y crear puestos de trabajo, la renovación y modernización del entorno y la dinamización comercial.

Desde el Concello de As Pontes, también destacan la importancia de este proyecto, ya que todo lo que supone «creación de puestos de trabajo, movimiento económico para el municipio y la regeneración urbana de una zona que estaba bastante abandonada dentro del casco urbano es algo muy positivo», destaca Antonio Alonso, el edil pontés de hacienda y urbanismo.

[amigus.org]