Historias que emergen del agua

Historias que emergen del agua

 

Andrea Cazás es la autora de ‘Saír a flote’, una pieza audiovisual que repasa en 20 minutos la historia minera de As Pontes, desde los años 50 hasta la actualidad. La joven realizadora enviará el documental, que presentó como proyecto de fin de ciclo, a concursos

Historias que emergen del agua con la fuerza del pasado. Visiones de una misma realidad plasmadas en imágenes. Esa es la base del documental ‘Saír a flote’, el proyecto con el que la joven realizadora, Andrea Cazás Chao, se estrena en el mundo audiovisual haciendo un repaso por la historia minera de As Pontes, su localidad natal.

La pieza, de unos 20 minutos de duración, desempolva los inicios de la “extracción de lignito en los años 50 por Calvo Sotelo”, hace partícipe al espectador de la llegada de Endesa y del drama que para muchos fueron «las expropiaciones», y lo traslada hasta la incierta actualidad, “en la que los prejubilados pierden sus beneficios sociales, las ayudas de estudios para sus hijos y hay un parón en la central”.

Todo esto lo van narrando los testimonios que la joven realizadora de 21 años ha ido recabando en un tiempo récord -la universidad hizo una excepción en sus plazos y le prestó el material con el que grabó todo en Semana Santa-, y que le han permitido también a ella, que es incapaz de recordar aquel gran agujero negro sin agua, “profundizar en una historia que llevaba toda la vida escuchando”.

“No tenía ni idea de la magnitud de la escombrera, no sabía que las expropiaciones habían afectado a tantos lugares. Hablando con todos los testimonios aprendí muchísimo”, reconoce Andrea, quien explica que en el documental se recogen “diferentes puntos de vista, desde los que piensan que el lago no vale para nada, hasta los que dicen que es su vida o el futuro”. Pero siempre guardando un equilibrio.

La joven pontesa quiere seguir mejorando el contenido de su documental recogiendo nuevos testimonios

Un trabajo maduro y sorprendente, pese a la corta existencia y la falta de experiencia de su autora, quien apostó por esta historia para su proyecto final del ciclo superior de Realización en Proyectos Audiovisuales y Espectáculos “porque era algo que me motivaba”, dice la joven, confirmando que la respuesta de los docentes de la Universidad Europea donde está estudiando -y donde continuará, ya que el próximo curso iniciará el grado de Comunicación Audiovisual- fue muy buena.

“Mi profesora, que fue la que me apoyó en esta aventura que realicé sola, me animó a presentar el documental en algunos concursos, y eso es lo que tengo previsto hacer a partir de septiembre”, dice Andrea, recordando que su trabajo es hoy una realidad gracias a todos aquellos que colaboraron con ella. “Mis amigosme asesoraron mucho, la televisión local me cedió una buena cantidad de vídeos de archivo y una empresa de San Sadurniño me prestó imágenes a vista de dron del lago”, confirma la autora, recalcando que ahora los derechos de la pieza los tiene la universidad.

Por eso no se ha emitido en ninguna plataforma, más allá de un pequeño tráiler que ya circula por las redes sociales. Pero la joven pontesa tiene la intención de modificar el contenido para poder hacerlo suyo de nuevo. “Me gustaría añadir más testimonios, hablar con el alcalde, con los camioneros…”, explica Andrea, una nueva estrella incipiente en el mundo audiovisual que sueña “con poder trabajar algún día en televisión”.

El PROGRESO