Industria elimina los fondos del Plan Ferrol

 

El Gobierno suprime la territorialidad de los incentivos a la reindustrialización y unifica la convocatoria

En los últimos años habían languidecido, pero el Ministerio de Industria acaba de darles la puntilla definitiva. El gabinete de Reyes Maroto ha eliminado las convocatorias territorializadas de los fondos para la reindustrialización, por lo que ha dejado sin efecto la de Ferrolterra, Eume y Ortegal. Ello pese a que para este año aún había consignada en los Presupuestos del Estado -diseñados por el anterior Ejecutivo popular pero ratificados por el Gobierno socialista- una partida de 45,7 millones de euros para este fin en las tres comarcas.

La nueva orden aprobada por el Ministerio de Industria fue publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado sábado y establece que «dado que el ámbito de aplicación de la norma incluye todo el territorio nacional, es conveniente la concentración de fondos, ya que no es posible establecer a priori un esquema de distribución territorial del gasto, pues tal distribución debe basarse en una previsión de demanda de apoyo financiero que es desconocida a nivel general». Además, abunda en su defensa de este cambio al asegurar que «constituye un objetivo fundamental de esta norma la armonización de los criterios que debe guiar la concesión de apoyos públicos para la reindustrialización y fortalecimiento del sector industrial. Para la efectiva aplicación de dichos criterios es necesario garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a los recursos públicos destinados a incentivar las mejores inversiones en cualquier punto».

Estos son los argumentos que esgrime el gabinete de Reyes Maroto, quien insiste en que «estas circunstancias impiden la territorialización previa de los créditos entre las comunidades autónomas».

Fuentes de este ministerio explicaron que aunque desaparece la consignación específica por zonas -otras áreas del país especialmente deprimidas, como la bahía de Cádiz o Teruel también se quedan sin estos fondos-, las empresas podrán optar igualmente a los incentivos, aunque en plena concurrencia con las del resto del país. Además, insistieron en que ahora se avanza en «todo lo que se puede» para la descentralización de la gestión, «mediante la participación de las comunidades autónomas en la ordenación e instrucción de los procedimientos de concesión y de comprobación de inversiones, en el proceso de informe y selección de operaciones, así como en la participación en la comisión de evaluación».

Los mismos criterios

Industria subraya que «el principio de eficiencia se cumple al realizar una sola convocatoria a nivel nacional, de modo que el esfuerzo de las administraciones se reduce, pudiendo efectuar economías de escala y asegurando que los criterios utilizados son los mismos, independientemente del origen de la solicitud».Como en anteriores convocatorias, podrán financiarse proyectos de creación de nuevos establecimientos industriales, de traslado de empresas, mejoras y modificaciones de líneas de producción y la implementación productiva de tecnologías de la Industria Conectada 4.0.

Aprobadas las nuevas bases, Industria tiene que publicar ahora la convocatoria, y espera hacerlo antes de final de año.

Ferrolterra, Eume y Ortegal contaban con fondos específicos para su reindustrialización desde el año 2005 y se pusieron en marcha por el Ejecutivo socialista de Rodríguez Zapatero para propiciar la diversificación después de la aplicación del último expediente de prejubilaciones en los astilleros públicos. En los últimos años han quedado desiertas varias convocatorias.

Fuente La Voz de Galicia