Las instalaciones de la villa minera podrían acoger personal procedente de Compostilla

 

La compañía optará con toda probabilidad por salidas anticipadas

El temido cierre de las centrales de carbón de Compostilla y de Teruel se llevará a cabo «con pleno respeto de los puestos de trabajo de los empleados», según subrayó ayer el consejero delegado de Endesa, José Bogas. Aunque la clausura de ambas factorías no se llevará a cabo al menos hasta el verano del 2020, posteriormente habrá que iniciar el proceso de desmantelamiento de las instalaciones, tareas en las que se emplearán a su plantilla.

Debido a la proximidad de la central de As Pontes con la leonesa, no se descarta que esta pueda acoger a personal procedente de Compostilla, aunque previsiblemente las salidas se efectuarán de forma anticipada.

Mientras, en As Pontes la plantilla y los vecinos recuperan la tranquilidad, después de que la semana pasada unas declaraciones realizadas por el secretario de Estado de Energía, José Domínguez Abascal, disparasen las alarmas, al asegurar que la central podría cerrar en torno al 2030.

Petición de Xuntos As Pontes

Ayer, la formación Xuntos As Pontes se dirigió al alcalde, Valentín González Formoso, para pedirle un encuentro en el que explique lo que le comunicó al respecto la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribero.

La Voz de Galicia