Las pruebas en la térmica de As Pontes abren una alternativa pero el futuro sigue sin garantías

 

El comité de empresa se muestra optimista ante los primeros resultados y el grupo de crisis apela a la “cautela”

Las pruebas con biocombustibles y carbón realizadas a lo largo de esta semana en la central térmica de As Pontes abren una alternativa para el futuro de la central, pero, por el momento, no implican ninguna garantía. Desde el comité de empresa muestran su “optimismo” a falta de los resultados oficiales de las pruebas, que demuestran, señalan, “que la planta es versátil tal y como se decía”, y que con ella se podrían “valorizar productos de vertedero y transformarlos en euros”.

El martes se realizaron pruebas para sustituir el 40% del carbón con una “emenda orgánica fóra de especificación”, los mal conocidos como lodos que aportó la empresa chairega Agroamb, y orujillo, el subproducto sólido que se obtiene después de la extracción del aceite de orujo de aceituna. El jueves se probó con un 15% de astilla verde —esta prueba se repetirá porque hubo problemas de apilamiento y tuvo que suspenderse—.

“La prueba fue un éxito y se demostró que podríamos sustituir un 40% de carbón, que es mucho”, valoró Marcos Prieto, el vicepresidente del comité de empresa de Endesa en As Pontes, que destacó que en este momento lo principal es “poner la planta a funcionar y que sea rentable para la empresa, para que apueste por ella y poder seguir trabajando para ir reduciendo cada vez más el carbón”.

Pero pese a que se “demostró que técnicamente es viable” y que están seguros de que los informes del Idae también serán positivos porque “los datos lo avalan”, desde el comité de empresa mantienen los pies en el suelo conscientes de que también tiene que conseguirse una viabilidad para garantizar un suministro estable.

“Ahí es donde entran la Xunta y otras administraciones. Lo que hay que tener es voluntad, facilitando combustible para poder trabajar de manera eficiente”, expresa el vicepresidente del comité, en una postura que se acerca más a la del comité de crisis, que este viernes, tras un nueva reunión, apelaba a la “cautela” y la “prudencia”.

“Todavía no hay resultados oficiales pero las primeras informaciones que nos trasladan desde el Idae y los técnicos de la planta son de viabilidad técnica del mix de carbón y biocombustibles. Es un primer paso pero falta toda la logística y el aprovisionamiento de la materia prima”, valoró Ana Pena, la edil de industria de As Pontes, que abogó por “esperar a los informes oficiales”, que prevén que tarden entre una semana y 15 días.

RESPONSABILIDAD SOCIAL. Desde el comité de crisis lanzaron una vez más sus críticas hacia Enel y Endesa y a sus “malas formas en el conflicto”. “Reiteramos nuestra petición para que Endesa nos concediese una reunión y no hay ningún tipo de comunicación ni ahora que acabaron las pruebas”, indica Ana Pena, que anunció que volverán a solicitar a Enel —actual propietaria de la eléctrica— un encuentro. “Entendemos que tienen una responsabilidad social y que tienen que trasladar a los vecinos de As Pontes su intenciones. Es quien tiene la decisión de la continuidad”, dijo.

A la espera de los informes técnicos de Endesa y el Idae, desde el comité de crisis esperan que en breve desde el ministerio se convoque una nueva reunión, en la que también deberá estar la eléctrica para mostrar su postura. Mientras, continúa el encierro de los camioneros y las auxiliares probablemente organicen nuevas movilizaciones.

El Progreso