Las psicólogas creen a la menor de As Pontes que presuntamente sufrió abusos

 

La pareja de la madre niega haber realizado tocamiento alguno sobre esta niña de 9 años

El acusado de haber abusado sexualmente de una niña de nueve años en el municipio coruñés de As Pontes en 2014 lo ha negado y ha atribuido todo a un juego, aunque las psicólogas que atendieron a la menor consideran su relato “altamente creíble”.

La sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido este jueves un proceso contra un varón portugués por unos hechos que presuntamente habrían ocurrido en febrero de 2014 cuando se quedó a solas con la hija de su pareja.

El Ministerio Fiscal cree que el procesado hizo tocamientos a la pequeña bajo el pretexto de dormir una siesta juntos en el sofá y después se desnudó y la desnudó a ella también para continuar en la misma actitud.

Los hechos fueron denunciados por la directora del colegio donde estudiaba la pequeña y la fiscal solicita seis años de prisión para el acusado junto con otros ocho de alejamiento de la supuesta víctima, quien ha declarado a puerta cerrada.

Ha negado todo lo que se le imputa el procesado, que lo atribuye a que jugaban “a los médicos” con él “acostado” en el sofá, pero sin ninguna otra intención.

En su declaración ha sostenido que todo se hizo en el contexto del juego y que en ningún momento le realizó tocamientos ni ella lo llegó a ver desnudo, algo que no ocurrió, ha apuntado.

La pequeña lo contó en el colegio a una profesora, que ha detallado el relato que escuchó poco después de aquel presunto suceso.

“Me contó que un día se había acostado en el sofá para dormir la siesta con la pareja de su madre y que él le metió la mano por debajo del pantalón, le tocó el culo y la besó. Notó sus partes bajas y le lastimaba, que él se movía para arriba y para abajo”, ha dicho.

Recurrió al padre, que ha comentado que la niña le explicó que le había realizado “tocamientos” y que le dijo que se pusiese “encima” para frotarse con ella.

Este es un relato que las psicólogas, que realizaron un informe tras conversar con la presunta víctima, consideran “altamente creíble”, pues se ha mantenido en el tiempo y la pequeña recuerda detalles que hacen que ellas piensen que no lo inventa.

Por el contrario, la madre de la pequeña y pareja del acusado ha declarado que ella le había confesado que el procesado “no le había hecho nada” y que siempre fue “muy cariñosa”, pues se tumbaba sobre él para “darle besos”.

[elprogreso]