Lotería de Navidad: As Pontes se sumó a la fiesta

Lotería de Navidad: As Pontes se sumó a la fiesta

[laopinioncoruna.es y lavozdegalicia.es] ]  La provincia se vio agraciada con el segundo premio de la Lotería de Navidad, ya que el 92.845 se vendió en las localidades de As Pontes, Carballo y Cee, tres de los doce municipios de la comunidad en los que este número repartió la suerte y dejó 3,3 millones de euros.  La administración de lotería que lleva el nombre de Bombonería, situada en la plaza del Hospital de As Pontes, fue la que más dinero distribuyó entre sus clientes, ya que vendió una serie completa, formada por diez décimos, que sumaron un total de 1.250.000 euros en premios. La titular del despacho, Belinda Bañobre, explicó que el número fue vendido de forma íntegra a través de un terminal electrónico, por lo que es difícil saber quiénes son los agraciados, muchos de los cuales llegaron al local reclamando un décimo terminado en el número 5. La lotera enseguida descorchó el champán para celebrar el acontecimiento y luego se enfundó una camiseta con el lema 2º premio vendido aquí, que fue proporcionada ayer por Loterías y Apuestas del Estado a todas las administraciones que vendieron alguno de los premios principales para recordar a uno de los anuncios televisivos de la campaña publicitaria de este año.

«Eu fun quen lle ensinei á xente das Pontes a cubrir a primitiva, era o único que a tiña». Belinda trabajó durante dos décadas en la oficina de Halcón Viajes en As Pontes, hasta su cierre. Desde abril se hizo cargo de la Bombonería, conocida por todos como «la lotería de Paco». Él y su mujer emigraron a Inglaterra y al volver, en 1984, se iniciaron en el mundo de las quinielas, en el LAR de Endesa. «Eu fun quen lle ensinou á xente das Pontes a cubrir a Primitiva, era o única que a tiña», recuerda. Después montaron el bar Paco, en la avenida da Habana, y en el 96 trasladaron el puesto de loterías a un bajo de la plaza do Hospital. «Era o único premio que nos faltaba por dar», aseguró Paco ayer. En 2008 y 2009 sellaron dos boletos premiados de la primitiva; en 2012 cayó la bonoloto; en 2013, el gordo de la primitiva; y hace justo un año, el 22 de diciembre de 2013, una quiniela de 147.981 euros. Belinda confía en que la suerte se repita. Para empezar, espera que el 92845 arrastre a más gente al despacho «y se venda mucho para el Niño».«Todos los años lloro cuando veo a la gente que le toca y dice “es para tapar un agujero”», confesaba ayer. Esta vez, lágrimas de ilusión. «Anda que si hay un vecino que ha ganado 1.250.000 euros…», decía un amigo, y el empleado de Abanca sonreía. El florista irrumpió de nuevo con rosas blancas. «Trouxéchenos a sorte», volvió a agradecerle Esther.