Luz verde a la modificación urbanística que posibilitará vender las casas de As Veigas

 

El PSOE pontés aprobó este miércoles, con la abstención de toda la oposición, la modificación puntual de las normas subsidiarias del Poboado das Veigas, lo que posibilitará materializar la ansiada venta de las viviendas. El Poboado das Veigas, el más antiguo y el único que todavía es titularidad de Endesa, suma más de 200 casas que, en la actualidad, aparecen en el planeamiento como una única parcela de 31 hectáreas.

“Nas normas do 85 só constaba un poboado, pero non se regula nada. O obxectivo de modificar as normas é que os veciños formen parte do núcleo urbano, cos mesmos servizos e equipamentos que o resto, e cumprir unha expectativa lexítima dos traballadores de poder ser propietarios”, explicó el edil de urbanismo, Antonio Alonso, que destacó que la modificación incluye un convenio con Endesa para que la eléctrica se haga cargo de la renovación de servicios antes de que el poblado pase a ser titularidad del Concello.

La modificación inicial aprobada este miércoles, y que estará dos meses a exposición pública, reconoce las vías públicas y obliga a Endesa a urbanizar los terrenos para que alcancen la condición de solar, lo que posibilitará la venta de las viviendas, aunque la fecha, que dependerá exclusivamente de la eléctrica, no está cerrada.

Endesa invertirá cinco millones de euros en urbanizar, adecuar las zonas verdes y renovar la red de saneamiento, el abastecimiento y la red eléctrica y de alumbrado público, que ahora ocupan en muchos casos terrenos privados.

El BNG animó a González Formoso, al que felicitó por asistir al pleno, a plantearse su futuro en la alcaldía por sus múltiples cargos

“Non queremos cometer erros do pasado e que recepcionar o poboado supoña un gasto para todos os veciños”, dijo Alonso, al tiempo que cifró en cinco millones la cantidad que el Concello lleva invertida en el resto de poblados.

La modificación aprobada reconoce las divisiones de las parcelas existentes, así como 290 plazas de aparcamiento -reserva zonas verdes para otras 160-, regulariza las edificaciones auxiliares ya construidas e incluye una regulación de las condiciones estéticas del poblado (pintura, colores de las ventanas, materiales).

La oposición decidió abstenerse. Pese a que todos los grupos valoraron la necesidad de buscar una solución para el Poboado das Veigas, no quisieron respaldar la propuesta del PSOE.

El edil de PP, Manuel Escourido, defendió que no votaba a favor para “poder presentar alegacións” y solicitó que “non se fagan obras de mínimos só para cumprir o trámite”. Desde Xuntos por As Pontes, María Chao también mostró su sentir favorable, pero criticó la falta de plazos concretos, así como un nuevo convenio «no que Endesa se desfai do que lle sobra e se queda co que fai negocio» y señaló edificios que no entran en la cesión como el del hospitalillo, la Opyde, el comité de empresa o tres fincas edificables. Sí pasarán a ser de titularidad municipal el Lar o los campos de fútbol.

El BNG, que dio el “parabén” al alcalde, Valentín González Formoso, por acudir al pleno, lo instó a repensar su futuro y “tomar unha decisión en consecuencia”. “Dous cargos institucionais e un cargo orgánico non é algo beneficioso para o pobo”, dijo Francisco Da Silva, antes de criticar “un convenio pouco ambicioso”, “moi mellorable”, “sen prazos concretados” y, en su opinión, con lagunas sobre edificabilidad o parcelas.

El Progreso