¿Querría tirar Endesa 200 millones?

 

Hay situaciones que chirrían. Endesa asegura que cerrará en As Pontes por tres factores fundamentales: el precio de las emisiones de CO2 se ha disparado en el último año, el precio del gas sigue en aumento, se incorporarán al sistema de 65.000 megavatios de energías más limpias y se importará (compra) más energía desde MarruecosFrancia y Portugal.

Es cierto que todos son factores de peso, pero no lo es menos que la compañía tenía en marcha una inversión de 217 millones de euros para hacer que la térmica contaminara menos. Y 217 millones son muchos millones como para no haber estudiado la coyuntura antes de tomar la decisión de seguir en Galicia.

 

¿Qué pudo haber pasado entonces? ¿Que los directivos de la térmica se equivocasen al darle luz verde a la inversión porque no haber estudiado bien el entorno energético mundial? ¿Que todos los factores que ponen en jaque Endesa en As Pontes, además de impredecibles, llegaron de repente? ¿O, imaginemos, qué alguien en la UE -con el conchabeo de alguien en España- hubiese decidido que las térmicas iban a cerrar -o sí o sí- aunque para ello hubiese que cambiar las reglas a mitad del partido?

La Voz de Galicia