Quique Fornos: «A cualquier jugador le gustan A Malata y la afición»

Quique Fornos: «A cualquier jugador le gustan A Malata y la afición»

 

 

«Estoy muy contento de poder estar en Ferrol y ayudar a un club con la historia que tiene el Racing». Así se presentó ayer el central pontés Quique Fornos. Procedente del Fabril, es el último refuerzo que llega al equipo ferrolano muy mermado por la plaga de graves lesiones. Fornos llega para ocupar la ficha de Javi Rey, aunque juega principalmente en la posición de Catú -el club comenzará a tramitar la opción de cubrir su espacio por baja de larga duración-, y no se descarta para otras posiciones como la de lateral derecho o incluso lo ha hecho alguna vez en el izquierdo.

Fornos ya entrenó ayer por la mañana con el que es su nuevo equipo, al menos, hasta lo que reste de temporada. «Tuve la suerte de coincidir con gente como Seoane, conozco a Pumar que está entrenando con nosotros, con Diego Rivas tengo amigos en común, he jugado contra gente como Pablo Rey y Joselu… Me he encontrado un vestuario muy cercano que me está ayudando en todo, y es de agradecer. Hay un ambiente muy familiar», agradeció. Tiene tan solo hasta el domingo de plazo para amoldarse a la rutina y visión de juego de Emilio Larraz. «Ha sido muy cercano, me ha dado las primeras indicaciones de cómo quiere ver al equipo cada fin de semana, me ayuda a hacerme esa imagen en la cabeza», explicó.

Tras pisar el campo anexo de A Malata, el presidente del club, Jose María Criado, fue el encargado de presentarlo en el estadio. «Es un día importante para el club, siempre es bueno sumar a un jugador gallego y los de As Pontes siempre han dado buen rendimiento. Para mí es un motivo de satisfacción poder estar con Quique Fornos, lo he visto jugar y se de lo que es capaz. Tiene una trayectoria muy importante, ya lo recuerdo de cadete y siempre me gustó», destacó. Criado deseó poder sentirse orgulloso de él, como ya lo hace del resto del vestuario. «Te agradezco que nos ayudes a nuestro objetivo, que no es otro más que ascender. Creo que tenemos un vestuario que te conoce, con gente muy comprometida. Espero que veas cumplidas tus expectativas en Ferrol y que no vengas por un tiempo corto, que te sientas a gusto y que el ascenso sea algo bueno en tu carrera deportiva», señaló.

Por su parte, el joven pontés destacó el interés que suscita siempre el equipo ferrolano. «El Racing está llamado a ser muy importante en categorías superiores a la que está, así que estoy encantado de estar aquí y poder ayudar a conseguir el objetivo de ascender. A cualquier jugador le gustan el estadio de A Malata y esta afición, y sobre todo con el proyecto que hay y la ambición de subir de categoría con un equipo que tiene tantos buenos jugadores», explicó. Espera resarcirse en Ferrol de la mala temporada en el Fabril, del que ha sido capitán y este año tiene consumado el descenso. «Mi temporada no ha sido la mejor a nivel deportivo, me siento uno de los principales culpables de lo que pasó con el Deportivo Fabril y ahora quiero limpiarme la cabeza y poder ayudar al Racing a conseguir el ascenso».

El club puede aún sumar otro refuerzo en la ficha de Catú

La plaga de graves lesiones en el vestuario del Racing ?especialmente la rotura de ligamentos que han sufrido Carlos García, Javi Rey, Catú y Sergio Otero, además de la fractura de dos costillas y neumotórax de Fer Beltrán y la rotura de un metatarsiano del pie de Javi Sanmartín? ha obligado a la dirección deportiva del club a recomponer un equipo llamado a ascender de categoría. Los dos refuerzos de invierno, Javi Rey y Beltrán, no están ya disponibles, así que la directiva se encuentra, de nuevo, recomponiendo las piezas.

El primero en llegar en esta segunda tanda de fichajes fue el centrocampista de Carballo José Moreira, tras pasar por el Anión darve madrileño. Su fichaje se hizo como jugador profesional en paro ocupando una ficha libre del club en la ventana de invierno. Ayer fue presentado Quique Fornos, quien ocupará el hueco de Javi Rey. Por lo que resta ahora poder llenar el vacío dejado por Catú.

¿Qué necesita el equipo? Terminar de reforzar las posiciones en las que se ha quedado con menos efectivos de cara a la dura recta final de la temporada. Quedan seis jornadas y, previsiblemente, el play-off de ascenso, y buena parte del once titular suma demasiados minutos en el campo. Así que prima la necesidad de encontrar algún jugador polivalente, principalmente para reforzar el flanco izquierdo del campo. Conforme sigan avanzando las jornadas más equipos se quedarán sin objetivos y será más fácil encontrar el refuerzo.

La Voz de Galicia