Sabela se derrumba tras la gala 4 de ‘OT’

Sabela se derrumba tras la gala 4 de ‘OT’

 

La concursante había sido propuesta por el jurado para abandonar la academia pero se salvó de la nominación gracias a los compañeros

El día después de gala es una jornada de reflexión en Operación triunfo, de felicidad para aquellos que han destacado en sus actuaciones y de tristeza para los nominados.

El programa de este miércoles dejó como nominados a Dave y Carlos, aunque también fueron propuestas para abandonar la academia Noelia —salvada por los profesores— y Sabela, que evitó salir á palestra gracias a los votos de sus compañeros.

La concursante de As Pontes ha aguantado con tirón la valoración del jurado y escuchó con una sonrisa cómo le decían que su actuación había sido “correcta” pero, aún así, estaba nominada. Sin embargo, la gallega no ha soportado más la presión y este jueves se ha venido abajo durante el repaso de la gala. “Me da la sensación de que nunca es suficiente”, dijo entre lágrimas la cantante.

“Solo en una gala me dijeron ‘bueno, vale, estaba bien’. Y yo estoy currando toda la semana y haciéndolo lo mejor que puedo. Pero nunca es suficiente y me da rabia”, lamentó.

Tras el repaso de las actuaciones llegó la hora del reparto de temas de la gala 5. A la pontesa le toca cantar Volar, de Macaco, con Damion. En la toma de tonos con Manu Guix y Noemí Galera, Sabela, de nuevo, no pudo contener las lágrimas.

“No pidas perdón por llorar, ¿me oyes?”, le dijo la directora de la academia, que trató de consolarla con un abrazo. “Yo no quería llorar, pero claro, me abrazáis…”, dijo la triunfita ya más sonriente al salir de la sala de ensayo.

TRAYECTORIA. Tanto Sabela como su pareja musical de esta semana, Damion, conocen lo que es estar en la cuerda floja. La andadura de la gallega por el concurso no empezó de la mejor manera, ya que fue una de las primeras nominandas junto a Alfonso. De aquel tropiezo, la cantante se repuso con dos interpretaciones muy aplaudidas por parte del jurado: Benditas feridas, de Rosa Cedrón, y, Cómo quieres que te quiera, de Rosario, con Marilia.

El PROGRESO