Un buen pellizco para al menos cuatro familias de As Pontes

[lavozdegalicia.es] Nada más conocerse que el 92845 se había vendido en La Bombonería, el despacho de loterías de la plaza do Hospital, comenzaron los comentarios y las especulaciones en torno a los posibles agraciados. «¿Se sabe a quién le ha tocado?» fue la pregunta más repetida por quienes entraban o pasaban junto al establecimiento. ¿Quién se habría llevado los 1.250.000 euros? «Menudo pellizco si es todo para uno», comentaban los viandantes. Días más tarde se confirmó que la suerte ha recaído en al menos cuatro familias de As Pontes. Según ha podido averiguar este periódico un vecino adquirió tres décimos, que compartió con dos amigos. Cada uno se habría llevado 125.000 euros (100.000, una vez descontada la tasa de Montoro). Se trata de gente joven, en el paro o con una situación laboral precaria, y con hijos pequeños, por lo que «no podría haber caído mejor», coinciden ahora las opiniones. Los otros siete décimos del 92845 expedidos a través de la terminal de la lotería de Paco -como es conocido el despacho mixto pontés, en alusión al fundador, Francisco Bañobre- los adquirió otro vecino. Pero las dudas persisten. ¿Se los habrá quedado o los habrá distribuido entre familiares, amigos o empleados, en caso de que se tratara de un empresario? Solo ha trascendido que los siete décimos premiados con 125.000 euros cada uno (una vez saldados los compromisos con Hacienda, resultarían 700.000 euros) han sido depositados en una oficina bancaria de la localidad. Tampoco está claro si el azar, a través de la terminal, ha jugado a favor de todos o si realmente buscaban el mismo número. «Sería moita casualidade, pero é cousa do destino… Se está para ti vaiche tocar, e se non xa podes esperar», sentencia un descreído del juego.